Satoco Yamamoco: “Pinturas del mundo flotante”

Por Trinidad Pérez Magnelli.

Nueva York se deleita con las obras de la artista japonesa Satoco Yamamoco. Una visita imperdible para los próximos artistas y aficionados que anden turisteando por la famosa ciudad.

El arte y sus múltiples expresiones permiten revivir un sin fin de métodos que la evolución creía perdidas. La historia nos envuelve en seriadas presentaciones de maravillosos artistas desconocidos, que nos muestran que nunca es tarde para revivir las enseñanzas del pasado.

 

Satoco Yamamoco es actualmente una reconocida artista en una de las sedes del mundo, Nueva York. Oriunda de Tokio, explota las galerías con sus sencillas obras inspiradas en el Ukiyo-e, estampas japonesas mejor conocidas como “pinturas del mundo flotante”. Este género, que inicia en Japón entre los siglos XVII y XIX, es el mismo que inspiró a Van Gogh.

 

Satoco, mejor conocida como Sato, hace renacer en el arte moderno estas técnicas, la serigrafía, el grabado y el monotipo. Siguiendo una línea familiar, profundiza en sus modelos los diseños de los antiguos artistas orientales.  Uno de mis antepasados, Hirai Seijirō, fue el primer japonés en recibir una educación en una escuela estadounidense. Antes de trabajar como ingeniero ferroviario en Japón, trabajó para el gobierno de EE. UU. Su hijo, Takeo Hirai, fue un artista de la acuarela que vivió en Nueva York antes de la Segunda Guerra Mundial. Dibujar es una práctica común en mi familia, como aprendí de mi abuelo que aprendió de su padre antes que él. Creo que sigo con el legado de Takeo al ser un artista”.

 

 

A diferencia de sus antecesores, incluye tonos coloridos en sus obras, además de graficas con dibujos modernos que le dan un nuevo giro aun trabajo revivido tantas veces por tantos artistas. Dibujo todos los días y combino imágenes realistas con mi mundo imaginario”.

 

La obra de arte de Sato se esfuerza por capturar emociones y recuerdos universales mediante la combinación de procesos como el bloque de madera, el monotipo, el grabado y la serigrafía. Piensa que es posible conectar a las personas entre sí a través de sentimientos compartidos:

 

“Discutir la nacionalidad es bastante común en Nueva York ya que es una de las ciudades multiculturales más importantes del mundo. Creo que la mejor forma de conectarnos con personas de distintas nacionalidades es expresando los sentimientos de los demás. Mi primera maestra de dibujo me enseñó que dibujar “ojos” sobre el vidrio, sobre una libreta o sobre un sombrero, hará que la gente se detenga para ver esos ojos. De esta manera, uno puede compartir sentimientos a través de un objeto. Creo que cuando nos vemos a los ojos, no podemos ignorar nuestros propios sentimientos. Uno de mis sueños es conectar personas de todo el mundo a través de mi arte. Me encantaría escuchar a alguien decir: ‘No sé mucho de Japón, pero me encanta la obra de arte de Satoco Yamamot’.”

 

Su origen: técnicas milenarias

El monotipo, el grabado y la serigrafía son ancestrales técnicas artísticas que encuentran su desarrollo en la estampación. A pesar de sus antiguos orígenes, han logrado sobrevivir a lo largo del tiempo gracias a la utilidad que presentan para el progreso de la sociedad. Materias como la literatura o el periodismo, por ejemplo, fueron los primeros en utilizar estos métodos para la difusión masiva de textos.

 

Sin embargo, mucho antes de los orígenes de la escritura, la serigrafía fue utilizada por nativos de la Isla Fiyi para la hacer reproducciones artísticas. Impresión en telas, vasos, platos, e incluso interiores y murales, fueron muchos de los usos que se les dieron antes de su exclusividad para el papel.

 

Fuente: https://www.art-mine.com/collectorscorner/pictures-of-the-floating-world-satoco-yamamoto/

 

Posted in Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*